Por |Published On: 28 enero, 2021|Categorías: Cambio climático|

 

La aceleración del cambio climático es una de las principales preocupaciones del mundo moderno. Se manifiesta de múltiples maneras: cambios en los ecosistemas y la biodiversidad, aumento de temperaturas y del nivel del mar, etc. Sin embargo, no solo es algo que incida directamente sobre el medio ambiente o ataque a la naturaleza. También nosotros, los humanos, estamos empezando a desarrollar nuevos problemas de salud causados por la polución que emitimos.

Por eso, queremos explicarte cómo los cambios en el clima pueden ser especialmente perjudiciales y dañinos para tu salud. Para que cobres conciencia de la importancia de un estilo de vida más saludable.

En qué te puede dañar el cambio climático

Puede que sientas que esto es algo que no te afecta directamente. Pero el mundo, en la actualidad, está totalmente interconectado. Y es importante entender que lo que sucede en un punto de la Tierra también te afecta a ti. O, incluso, también te puede llegar a pasar a ti:

“Estamos empezando a desarrollar nuevos problemas de salud causados por la polución que emitimos”.

Un aumento o una aceleración en los problemas respiratorios

La palabra smug hace referencia a la contaminación ambiental que hay en las grandes ciudades. Una especie de nube gris de polvo que las rodea que, en realidad, tiene que ver con los vapores y gases que se emiten. Como te podrás imaginar, este es un factor clave en la generación de muchas enfermedades respiratorias o su posterior aceleración. Esta nube no es algo que, necesariamente, tenga que circundar a todos los grandes núcleos urbanos. Piensa que puede haber ciudades muy pobladas que, con un modelo energético sostenible, no emitan tantas toxinas a la atmósfera. Y, por lo tanto, sus ciudadanos no tengan luego que respirarlas. Algo que les haría enfermar en un futuro.

Una mayor incidencia del estrés

Los problemas medioambientales no dejan de ser una amenaza. Y así es como los percibimos. Esto produce un estrés colectivo que puede provocar enfermedades mentales en personas que experimenten una angustia real por su causa. Por eso, es crucial que comencemos a plantearnos cambios y soluciones que alivien el estrés de esta situación mediante estilos de vida saludable.

“El estrés climático puede llegar a aumentar la tasa de enfermedades mentales en la población”.

El desarrollo de nuevas formas de trastornos mentales

Esto es algo que puedes observar fácilmente en zonas que han sufrido algún tipo de catástrofe natural. Piensa que cada vez son más los países o lugares que empiezan a estar afectados por alguna forma violenta de catástrofe natural. Y esto siempre produce destrozos materiales que redundan también en los emocionales. El estrés postraumático es solo una de las muchas formas en las que las personas, tras vivir este tipo de desgracias, pueden quedar heridas o rotas para siempre. Gestionar la pérdida repentina (tanto del hogar como de los seres queridos) o el impacto de vivir una situación tan extrema puede implicar dos alicientes que vuelven más presentes y pronunciadas las enfermedades mentales. Un riesgo del que ya se ha alertado en repetidas ocasiones.

Problemas en la alimentación a causa de los contaminantes

Donde más vemos las deficiencias relacionadas con la alimentación en la actualidad es, probablemente, en el pescado. La cantidad de microplásticos que se almacenan en el interior de los peces y acaban en nuestro organismo al consumirlos no es ningún secreto y la prensa de todo el mundo ha tratado esta cuestión. Es tal la cantidad de basura que hay en los océanos que esta ha pasado de manera natural a los peces. Y, por extensión, también a nosotros mismos. Este es solo un ejemplo de cómo la contaminación que generamos (y la cual produce el cambio climático) puede también suponer un problema grave en nuestra alimentación. En zonas en las que el ambiente está contaminado (ya sean las aguas subterráneas o la contaminación atmosférica, por ejemplo), las frutas, verduras y hortalizas que se produzcan pueden también contener, en una proporción mínima de esos contaminantes. Y, de nuevo, pasar a nuestro organismo. Lo que, a la larga, producirá una serie de peligrosas enfermedades.

Teniendo esto en cuenta, desde Onerz hemos creado un Menú Planetario basado en la famosa Dieta Planetaria con el objetivo de alimentarnos de forma más saludable, en su mayoría con alimentos de origen vegetal de bajo impacto para el planeta, y a la vez cuidar del medioambiente. ¡Pruébalo durante 15 días gratis!

“El estrés postraumático es solo una de las muchas formas en las que las personas, tras vivir este tipo de desgracias, pueden quedar heridas o rotas para siempre”.

La importancia de tener estilos de vida saludables

Lo que hemos visto nos conduce a una conclusión clara: has de replantearte e incluso ampliar el concepto que manejas de salud. No solo tiene que ver con la actividad física o la buena alimentación. Ahora se vuelve imprescindible pensar en el tipo de consumo que tienes, en las emisiones que produce y también en cómo contrarrestar estos efectos. Y asumir que has de pensar no solo en tu bienestar, sino también en el de la gente que te rodea.

Apostar por un consumo más responsable

Así que más allá de la actividad física, del contacto con la naturaleza o de otro tipo de medidas más conocidas, se vuelve importante elegir mejor los alimentos que consumes. Preferiblemente, aquellos de cercanía y los que han sufrido menor tratamiento industrial o químico (en lo que respecta a las hormonas de la carne, por ejemplo). Otra medida pasa por incluir y aumentar las verduras y frutas de temporada, que no hayan sido previamente congeladas y provengan de pequeños agricultores de la zona. Y, finalmente, elige alimentos cuya producción resulta menos contaminante: legumbres en lugar de carne, por proponer un cambio.

“Ahora se vuelve imprescindible pensar en el tipo de consumo que tenemos”.

En conclusión, el cambio climático tiene muchos tentáculos a través de los cuales se manifiesta e incide en tu vida de una forma negativa. Más allá de la pura contaminación o la destrucción de los ecosistemas, tu propia salud –tanto mental como física– también se ve afectada. Por tanto, es crucial que te cuides, contribuyendo a preservar la salud del planeta, y que consideres en profundidad de qué forma interactúas con este mundo y en Onerz te podemos ayudar para que tus decisiones lo conviertan en un lugar mejor donde vivir.

¡Comparte!

Leave A Comment