Compensa tus emisiones de dióxido de carbono

Es muy difícil reducir a cero nuestras emisiones, para conseguirlo, neutraliza tus emisiones restantes plantando árboles.

Calcula tu impacto ahora

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es un método para medir el impacto ambiental de un producto expresado en términos de CO2 generado. Precisamente, lo expresa en términos de “CO2 equivalente”, ya que los gases de efecto invernadero son muchos, donde el principal es el dióxido de carbono (CO2), pero también son importantes el metano (CH4), el óxido nitroso (N2O), etc.

¿Qué es el CO2 y por qué es tan importante?

El CO2 o dióxido de carbono, es un gas de la atmósfera que retiene parcialmente la radiación infrarroja del sol y ayuda a mantener una temperatura cálida en la Tierra.

La concentración de CO2 ha aumentado peligrosamente en las últimas décadas, tanto por la deforestación como por el uso intensivo de combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas natural, etc.). Esto está provocando un aumento progresivo de la temperatura, con cambios climáticos impredecibles. Pero el CO2 es fundamental no solo como causa del cambio climático, sino también por otra razón, quizás incluso más importante: es un muy buen indicador de la cantidad de energía necesaria para un producto, una persona o una comunidad. Debido a que la producción de energía es un proceso contaminante para el aire, el agua y el suelo, la medición de CO2 permite tener una idea rápida del impacto ambiental en un sentido más amplio.

¿Cómo afecta el CO2 al cambio climático?

La concentración de CO2 en la atmósfera, la temperatura media de la Tierra y el cambio climático están estrechamente relacionados.
Si aumenta la concentración de dióxido de carbono, la temperatura de la atmósfera aumenta, el hielo se derrite más rápido, el nivel del mar aumenta y los regímenes de lluvia cambian drásticamente.
Para evitar un cambio climático radical, los científicos han determinado la concentración máxima de CO2 en la atmósfera en 450 ppm, el valor por el cual el calentamiento global debería mantenerse dentro de los 2 ° C. Un aumento mayor no podría ser apoyado por el planeta sin una profunda alteración del equilibrio actual.

CO2, árboles e impacto ambiental

Los árboles son un «antídoto natural» contra el CO2.
A través de la fotosíntesis, los árboles absorben CO2 de la atmósfera devolviendo oxígeno.

Cuanto más CO2 generamos, mayor es nuestro impacto en el planeta, mayor es la cantidad de árboles que necesitamos para mantener el equilibrio del planeta.

Aunque hay árboles de formas, tamaños y características muy diferentes, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) establece que un árbol absorbe cada año una media de unos 10 kg de C02, es decir, 27 g por día.

¿Por qué compensar tu huella?

Somos conscientes que el estilo de vida urbanita que llevamos hace algo más complicado la posibilidad de reducir nuestra huella de carbono a cero, por eso nos parece muy interesante la posibilidad de compensar esas emisiones que no podemos reducir.

Calcula tu impacto para poder compensarlo

¡Juntos podremos combatir el cambio climático!

Comparte onerz con toda la gente que quieres para que formen parte del cambio.