Por |Published On: 23 septiembre, 2020|Categorías: Sostenibilidad|

Ser más sostenible

Ser más sostenible es algo esencial que no podemos dejar de lado en nuestro día a día. La falta de tiempo y las mil tareas que tenemos cada día nos obligan a priorizar, pero, y si os decimos que ser más sostenible no requiere la cantidad de tiempo que crees.

Es decir, empezar a ser sostenible no requiere tanto esfuerzo, con pequeños cambios en tu rutina y tus hábitos puedes empezar a ser más sostenible sin apenas darte cuenta. Y te lo vamos a demostrar.

¿Qué es la sostenibilidad?

La sostenibilidad es el pilar esencial para asumir que la naturaleza y el medio ambiente no son una fuente inagotable de recursos, siendo necesaria su protección para el cuidado del planeta. Según la Real Academia Española (RAE), la sostenibilidad es: “Algo sostenible (especialmente en ecología y economía) es aquello que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente». Por tanto, se trata de un concepto que pretende movilizar la responsabilidad colectiva de la humanidad para hacer frente al conjunto de graves problemas y desafíos a los que se enfrenta el planeta, si no se mantiene y se cuida. Más fácil y directo, o cuidamos el mundo o todos sus recursos naturales se agotarán y ya no quedará nada con lo que vivir ni nada por lo que luchar.

¿Y el desarrollo sostenible?

Siguiendo la misma línea conceptual, con el paso del tiempo, surgió un nuevo concepto: el desarrollo sostenible, que es la expresión de la idea en sí; “satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades”. Es decir, mantener el planeta sano para que las generaciones futuras puedan disfrutar de él sin penurias.

¿Cómo empezar a ser sostenible?

Para empezar a ser sostenible, os recomendamos cambiar ciertas costumbres e implementar ciertos hábitos muy sencillos en casa. Son pequeños gestos con un gran valor para la sociedad y el medio ambiente.

Para ayudaros en la tarea de decidir por dónde empezar a ser sostenibles de una manera muy sencilla, hemos recopilado los 10 pequeños cambios en tus hábitos, que sin darte cuenta te ayudarán a ser más sostenible.
¡Desmintamos esos mitos que dicen que “ser sostenible es caro”!.

10 cambios con los que empezarás a ser más sostenible

10 hábitos para ser más sostenible

10 hábitos para ser más sostenible

1. Recicla residuos
Recolecta o recicla selectivamente tus residuos en casa (en diferentes papeleras o cubos) y, deposítalos posteriormente en sus respectivos contenedores o espacios que el ayuntamiento de tu zona habilita.

Os recordamos el color de cada uno de los contenedores:

Gris: se depositan los desechos en general.

Naranja: los residuos orgánicos.

Verde: los envases de vidrio.

Amarillo: los plásticos y los envases metálicos.

Azul: el papel.

2. Evita el consumo de plásticos de un solo uso
Utiliza bolsas reutilizables y evita consumir las de plástico, ya que tardan cientos de años en degradarse, y causan grandes problemas al medio ambiente por la incapacidad del ser humano de controlar su gasto. Si estás pensando en buscar una opción a las botellas de plástico te podemos recomendar algunas alternativas para obtener agua filtrada.

3. Reutiliza productos en casa
Puedes darle una segunda vida útil a ciertos envases con el objetivo de reducir nuevas compras. Por ejemplo, las botellas de plástico se pueden convertir en excelentes macetas verticales o los cepillos de dientes usados se pueden transformar en artilugios de limpieza de zócalos etc.

4. No tires a la basura medicamentos caducados
Las farmacias cuentan con depósitos específicos para introducir estos productos que luego son reciclados para evitar que contaminen. Puedes juntarlos todos y llevarlos a la farmacia un par de veces al año.

5. Intenta leer las etiquetas de los productos
Tanto productos cosméticos, de alimentación, de limpieza… Para poder ver si utilizan aceites de girasol, grasa animal, productos químicos dañinos para la piel, presencia o ausencia de parabenos, sales de aluminio en los desodorantes etc. Hoy en día, existen aplicaciones que con tan solo escanear el código de barras del producto desde tu móvil, te dice los componentes que tiene y si son buenos o no para la salud y el cuidado del planeta. Intenta siempre comprar productos que sean biodegradables o que estén elaborados mediante un patrón sostenible con el medio ambiente.

6. Compra productos a granel en la cantidad que necesites
Así no generas envases y evitas el despilfarro de alimentos. Además, comprando a granel apoyamos al pequeño comercio y contribuimos a la economía local. Las tiendas a granel compran en grandes cantidades y esto permite reducir la huella de carbono.

7. Ahorra agua
Es muy fácil ahorrar agua en casa, un consejo muy útil es reducir el tiempo de tus duchas. Lo ideal serían duchas de como máximo 6 minutos ya que más tiempo puede suponer un despilfarro de 80.000 litros de agua al año.

Otra sugerencia genial, sería intentar desechar el menor papel higiénico en el inodoro para evitar tirar de la cadena cada dos por tres ya que cada vez que hacemos uso de la cadena del inodoro supone 20 litros de agua en las milésimas de segundo que implica hacer esta acción.

Otra opción muy buena es poner un dispositivo ahorrador de agua debajo de grifo del baño y así poder ahorrar todo el agua que desperdiciamos esperando a que salga caliente.

8. La sostenibilidad implica ahorrar energía
Comprueba en tu casa las luces, los electrodomésticos y aparatos de calor que tienes encendidos a lo largo del día y su gasto. Intentar por ejemplo, reducir el tiempo de consumo de, en verano, el aire acondicionado y, en invierno, la calefacción, incluir bombillas de bajo consumo en el hogar, como la iluminación LED etc. Si además estás interesado en ahorrar energía o utilizar energía 100% verde para minimizar tus emisiones de CO2, podemos hacerte un estudio y ayudarte a elegir el mejor proveedor y ajustar la tarifa a tus hábitos para que puedas ahorrar.

9. Intenta mantener una dieta planetaria
Es decir, un tipo de dieta saludable que promete salvar vidas y alimentar a 10.000 millones de personas sin causar daños catastróficos al planeta. (Puedes adquirir más información sobre este tema en nuestras redes sociales @onerzapp). Por tanto, prioriza comprar vegetales, legumbres, pescados… en mayor proporción que azúcares y carnes rojas. ¿Y por qué debemos evitar la carne roja? Porque el ganado libera metano, un potente gas de invernadero, y la deforestación, por ejemplo en la Amazonia, está vinculada en muchas ocasiones a la expansión de tierras para ganadería.

10. Reduce el uso del coche
En cuanto a movilidad, en tus desplazamientos, intenta reservar el uso del coche sólo para largas distancias o para trayectos en los que no exista una alternativa viable como sería el transporte público. Pues, el consumo de la combustión de un vehículo contamina. Un coche, por pasajero, emite 75 kg de CO2. Así que, imagínate cómo de dañino es para el planeta y para nuestra salud esta acción sabiendo la cantidad de vehículos particulares que circulan por nuestras carreteras. Cambia este hábito y estarás aportando un granito de arena mucho más grande de lo que crees.

Ahora que ya sabes un poco más sobre cómo podrías ser más sostenible en tu día a día, te proponemos un reto muy fácil: el #Reto10sostenible con el que queremos conseguir concienciar al mayor número de personas para que comiencen a ser un poquito más sostenibles cada día.

Con este reto te animamos a que compartas con el resto del mundo cuantos de estos 10 cambios estás dispuesto a llevar a cabo en tu rutina diaria, y no solo eso, seguiremos tu evolución día a día siempre que compartas tus hábitos sostenibles con el #Reto10sostenible

¿Seremos capaces de iniciar una cadena promoviendo el cuidado del planeta?, y lo más importante ¿seremos capaces de mejorar el mundo entre todos?

¿Nos ayudas a lograrlo?

Leave A Comment