Por |Published On: 26 enero, 2021|Categorías: Alimentación sostenible, Cambio climático, Sostenibilidad, Uncategorized|

Acabamos de estrenar el año y es el mejor momento para que te plantees cuáles van a ser tus propósitos para este 2021. ¿Te has dado cuenta de lo importante que es cuidar tu salud y ser responsable con el medio ambiente? ¡Te felicitamos por ello! Dicen que «año nuevo, vida nueva», así que te animamos a comenzar una nueva vida sostenible en materia de alimentación. Lo cierto es que la industria alimentaria influye en gran medida en la contaminación y el calentamiento global. Por eso es tan importante tu forma de consumir y de alimentarte. Por ejemplo, teniendo un menú semanal saludable con productos frescos y locales, conseguirás muchos beneficios para ti mismo y contribuirás a cuidar el planeta.

¡Sigue leyendo si quieres saber más!

Consejos para una alimentación sostenible y saludable

Muchos expertos están de acuerdo en que el sistema alimentario actual no solo perjudica gravemente al medio ambiente, sino que es nocivo para la propia salud de las personas y propicia enfermedades cardiovasculares, entre otras. Por eso, si quieres empezar a cambiar tu vida y tener una alimentación sostenible, debes seguir estos tips que te brindamos.

1. Compra productos eco o de bajo impacto

Adquirir alimentos con etiqueta de producción ecológica también ayuda en gran medida a reducir el impacto medioambiental. Con este tipo de consumiciones te aseguras de que los alimentos tienen la menor cantidad posible de pesticidas y que, por tanto, la calidad de lo que consumes es mucho mejor y más beneficiosa para tu propia salud.

2. Compra en establecimientos locales

Si bien es cierto que hoy en día hay muchos supermercados en los que hacer la compra semanal o mensual, lo mejor para una alimentación sostenible es adquirir productos de comercios locales o de kilómetro cero. Es decir, nuestro consejo es que compres aquellos productos que se produzcan cerca de tu entorno: tu pueblo, tu provincia, tu país, etc.

Muchas veces adquirimos productos que vienen de otros países y que perjudican no solo a la economía y producción local, sino que han supuesto gastos enormes de transporte. Por consiguiente, cuando hacemos la compra en establecimientos locales contribuimos a mejorar la economía local y el tejido empresarial.

3. Compra a granel, ¡olvídate de los envases!

En general, acostumbramos a comprar productos que van empaquetados o envasados en plástico o cartón. Estos materiales no solo contaminan en gran medida el medio ambiente, sino que ha costado mucho generarlos. Por eso, nosotros te recomendamos que adquieras productos de una forma responsable y que, siempre que te sea posible, vayas a lugares que te permitan hacer compras a granel. Si, además, llevas tu propio recipiente o bolsa reciclable, estarás contribuyendo de forma activa a cuidar el medio ambiente.

4. Sigue una dieta saludable y reduce el consumo de productos de origen animal

Una dieta saludable y equilibrada es la base no solo de una alimentación sostenible, sino también de tu salud y tu bienestar físico y mental. Debe ser una dieta muy rica en frutas y verduras, en legumbres, hortalizas, en cereales integrales y minerales, aquí te recomendamos que pruebes de forma gratuita durante 15 días el Menú Planetario basado en la conocida Dieta planetaria.

Asimismo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) asegura que reducir el consumo de alimentos de origen animal, especialmente la carne, es no solo beneficioso para el medio ambiente, sino también para tu salud. De hecho, la ONU opina que es necesaria una reducción en el consumo de carne a nivel global para poder luchar contra el cambio climático.

Hay muchas recetas de comida riquísimas que puedes preparar y que no llevan carne, en el Menú Planetario encontrarás cientos de recetas elaboradas que te permitirán disfrutar de una comida sana y sabrosa sin necesidad de incluir o en muy baja proporción carnes, pescados o lácteos en general.

5. Evita el desperdicio de alimentos

Es importante que no desperdicies alimentos, pues es uno de los puntos clave para la sostenibilidad. Para ello, es crucial que no cocines raciones más grandes de las que vas a consumir, porque acabarás tirando todo aquello que te sobre. Asimismo, te recomendamos la moda europea del batch cooking, una forma perfecta de reducir el consumo, reutilizar alimentos y evitar el desperdicio. Es también esencial que no compres más de lo que puedes consumir y que hagas tus compras semanales de forma inteligente: adquiere solo aquello que vayas a utilizar durante la semana. Así, evitarás que la comida se ponga en mal estado y acabes por tirarla a la basura.

6. Consume productos de temporada

El hecho de que consumas productos de temporada es importante, pues no solo favoreces la economía local comprando en establecimientos cercanos, sino que reduces la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero.

Los productos de temporada crecen porque es su momento de maduración y es la época ideal, por lo que no necesitan ni condiciones concretas ni energía extra para ayudarlas a desarrollarse. Sobre todo, es común que las frutas y verduras se críen en invernaderos cuando no es su momento óptimo para el crecimiento y la maduración. Así pues, es muy aconsejable que consumas aquellas hortalizas y frutas que sean propias de la temporada en la que te encuentras.

7. Opta por los alimentos naturales y frescos, ¡olvídate de lo procesado!

Para una buena alimentación sostenible, es fundamental que tengas en cuenta que debes consumir alimentos frescos y naturales. Te recomendamos olvidarte de los productos procesados, los precocinados y los transgénicos. Dedica momentos de tu día a día a cocinar con productos locales, frescos y de temporada. Si no tienes tiempo para cocinar porque tus obligaciones diarias no lo permiten, ten en cuenta que hay comercios locales que te ofrecerán recetas variadas y saludables, normalmente con productos de cercanía e ideales para tu menú semanal saludable.

Hay muchas formas de contribuir al medio ambiente y, sin duda, una alimentación sostenible es una de ellas.

Asimismo, cuidarte a ti mismo con un menú semanal saludable hará que tu cuerpo te lo agradezca y pronto podrás disfrutar de los beneficios de una dieta equilibrada, sana y respetuosa con el entorno. Te invitamos a poner en práctica estos consejos y aprovechar este nuevo año para empezar a vivir de una forma diferente.

¿Te animas a probar el Menú Planetario durante 15 días gratis?

 

¡Comparte!

Leave A Comment